martes, 18 de junio de 2013

Paulino no quería a su mujer


Paulino no quería a su mujer.
Esto lo dijo su amigo Feliciano,
Felix para la barra.
Así que se dedicaba a ligarse a chavalitas de 20 o 30 por los bares.
Sacaba fajos de billetes, hablaba de su Harley y de su descapotable, de ir a los toros a Cáceres.
Se acordaba entre lágrimas del hijo de puta de su padre que le arreaba con la fusta como si fuese un caballo.
Su padre, Teniente de Caballería, un caballero, vamos.
Tres veces le había tocado la lotería, pero no quería a su mujer.

A todas partes iban juntos Paulino y Felix.
50 años de amistad de local en local, invitando a beber a putas y a legionarios.

-Es la primera vez que me deja atrás-decía Felix- y es la última, esta no me la hace más.

Indignado como si fuese su mujer, esa que ya está vieja, como también está ancha.

Ese día Felix llamó a un taxi, pero como también era un caballero, el taxista le mandó un chato con él.

6 comentarios:

  1. Ahhhhh estas bien ? dime algo porfisssss

    ResponderEliminar
  2. por certo
    quen eres?
    non consigo averigualo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Mayte, te he nominado el blog a un Liebster Award que es una cosa de esas que hace la gente que escribe blogs para animarlos, puedes saber cuáles son tus responsabilidades como premiado en mi blog http://guionistadebarrio.blogspot.com.es/2013/09/el-liebster-award-que-le-han-dado-mi.html

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar